Entre cacharros y el fuego

“La cocina es alquimia de amor” Guy de Maupassant

Trucos de cocina

Ajo

  1. Para pelar fácilmente, se pone el ajo sobre la tabla de cocina y se le da un golpe seco con la parte plana del cuchillo, así será mucho más fácil quitarles la piel.
  2. Para que no repita el ajo, quítale en germen verde de su interior, es lo que produce que sea indigesto.
  3. Para quitar el olor a ajo del cuchillo y de las manos, se ponen bajo el grifo de agua fría pero sin frotar.
  4. Para aromatizar una ensalada, frota la ensaladera con ajo o lo trituramos con un triturador y lo añadimos sobre la ensalada.
  5. Al hacer un sofrito, es mejor echar primero la cebolla e incorporar el ajo después. Si se hace al revés, si no se tiene cuidado, el ajo se dora demasiado o  se quema, y no solo nos dará un mal aspecto, sino también algo de amargor a la comida.
  6. Cuando machaquemos ajos en el mortero, para que no salten, se añaden unos granos de sal gorda.
  7. Para conservar los ajos que nos sobraron pelados, se cubren de aceite cruda. Este aceite se puede luego aprovechar  para aliñar ensaladas o para cocinar , ya que le dará sabor.

Alcachofas

  1. Para que no se ennegrezcan, una vez cortadas, las manzanas, alcachofas o berenjenas, frótalas con medio limón. Otra solución, es sumergirlas durante unos minutos, en agua con zumo de limón. Con este truco, no sólo no se pondrán negras, sino que tendrán mejor sabor.
  2. Al igual que los espárragos, para conservarlas frescas durante varios días, se las pone como las flores, en un recipiente con agua  a la que añadimos un poquito de bicarbonato.

Alubias

  1. Para que  cuezan bien y queden blanditas y mantecosas, hay que cocerlas sin sal. La sal se añade cuando ya están cocidas.

Arroz

  1. Para conseguir que el arroz frito quede crujiente y sin apelmazar, la solución es hervirlo el día anterior para que esté a la hora de preparar bien frío y seco.
  2. Si quieres un arroz blanco suelto, echa unas gotas de zumo de limón en el agua de cocción.
  3. Si quieres un arroz muy blanco, echa unas gotas de zumo de limón en el agua de cocción.
  4. Si tienes que añadir líquido al arroz, durante su cocción siempre es mejor echarlo hirviendo.
  5. Cuando cocemos arroz para postres, el azúcar se le agrega una vez cocido.

Azúcar

  1. Para evitar que el azúcar se estrope, un truco muy sencillo es colocar un trozo de papel secante en el fondo del azucarero, así evitarás que el azúcar se eche a perder por un exceso de humedad.

Berenjenas

  1. Para que no se ennegrezcan, una vez cortadas, las manzanas, alcachofas o berenjenas, frótalas con medio limón. Otra solución, es sumergirlas durante unos minutos, en agua con zumo de limón. Con este truco, no sólo no se pondrán negras, sino que tendrán mejor sabor
  2. Berenjenas sin sabor amargo. Para quitar el sabor un poco amargo de algunas berenjenas las cortamos y las ponemos por capas, echando a cada capa un poco de sal. Cuando estén todas las capas echas, cubrir de agua. Dejar reposar una hora aproximadamente. A la hora de utilizarlas simplemente tiene que escurrirlas, pasarles un agua y secar con un paño

Calabaza

  1.  Para pelar una calabaza lo mejor es cocer la calabaza con piel y quitársela después de cocida, esto nos hará que se la quitemos con mayor facilidad.

Caldos

  1. Para hacer un buen caldo, sea de carne, de pescado, de verduras tenemos que poner los ingredientes en el agua aún fría así sueltan mejor todo su sabor.
  2. Las sopas y caldos de verduras se mejoran un montón añadiéndoles un par de cucharadas de salsa de tomate y unas ramitas de perejil.

Campana extractora

  1. Limpieza de campana extractora. A la hora de limpiar la campana, ponemos 10 minutos antes una olla con agua a hervir a fuego fuerte. Le añadimos 2 hojas de laurel, un chorrito de vinagre y un chorrito de fairy. El vapor derretirá la grasa y todo se limpiará muy bien

Carne

  1. Las carnes no hay que sazonarlas de sal hasta después de asadas o fritas. Salarla antes de freírla hará que la carne pierda jugos y por tanto nos quedará seca.
  2. Para conservar la carne en el frigorífico, es mejor no utilizar papel de aluminio o plástico, la conservaremos mejor envuelta en papel encerado.

Cazuelas

  1. Si se te pega un guiso a la sartén o cazuela un truco infalible para no tener que dejarse las uñas fregando, es poner un chorrito de vinagre rebajado con un poco de agua en la cazuela o sartén que se te haya pegado. Lo dejas actuar durante 10 o 15 minutos y luego lo pones debajo del grifo, veras como la costra chamuscada sale por si sola, luego friegas la cazuela como siempre.

Cebolla

  1. Cuando la cebolla se va a comer cruda, para suavizar su sabor se sumerge durante unos cuantos minutos en agua fría.

Coliflor

  1. Como quitar el olor a coliflor. Cuando hagamos coliflor en casa que sabemos que deja muy mal olor, para evitarlo tenemos dos formas. Una añadir una nuez, una cucharada de vinagre y otra de azúcar. Otra manera es poner en la tapadera un buen trozo de miga de pan y esta chupara todo el olor a coliflor

Congelar

  1. Si cuando congelamos alimentos cocinados, forramos antes el recipiente con film transparente de cocina, cuando se haya solidificado podremos retirar el envase y conservar los alimentos envueltos en el film.

Empanar

  1. Si echas queso parmesano rallado en el pan rallado antes de empanar filetes, Te saldrán mucho más jugosos y con un toque de sabor especial

Espárragos

  1. Si no los vamos a cocinar enseguida, para que se mantengan frescos, se ponen a modo de florero en un recipiente con un poco de agua fresca en la base y un poco de bicarbonato.

Granada

  1. Para sacar los granos de la granada sin problemas y de una forma muy rápida. Simplemente tenemos que cortar la granada por el ecuador, colocarla en nuestra mano izquierda con la mano cóncava y con los granos mirando hacia la mano. Golpeamos fuerte por el otro lado con un cucharón y los granos de granada nos irán cayendo en la mano bien limpios. Si no queréis ensuciaros las manos también sirve poner debajo la ensaladera y caerán justo en ella

Horno:

  1. ¿Cómo limpiar el horno?: Empapamos una bayeta en vinagre y conseguiremos limpiar bien los restos de alimentos de nuestro horno

Huevos

  1. Para que durante la cocción no se agriete la cáscara, añade al agua una cucharada sopera de sal o un chorrito de vinagre.
  2. Al terminar la cocción se sumergen en agua fría. De esta forma se pelan más fácilmente y además no se ennegrecen.
  3. Para saber si son frescos, se sumergen en agua fría. Los frescos se van al fondo. Si no son frescos tienden a subir y a no tocar el fondo.

Legumbres

  1. Para que las legumbres produzcan menos gases, se cuecen con unos cominos y unos ajos enteros sin pelar.

Limones

  1. Cómo conservar limones: guárdalos en un recipiente con agua fría y cámbiala a diario.

Magdalenas

  1. Conservar las magdalenas: introdúcelas en una caja metálica junto con una manzana entera

Manzana

  1. Para que no se ennegrezcan, una vez cortadas, las manzanas, alcachofas o berenjenas, frótalas con medio limón. Otra solución, es sumergirlas durante unos minutos, en agua con zumo de limón. Con este truco, no sólo no se pondrán negras, sino que tendrán mejor sabor.

Nata

  1. Para que la nata no se baje. Para que la nata no se baje que es el problema que tenemos normalmente lo que podemos hacer es lo siguiente. Poner en el frigorífico el bol donde vayamos ha hacerla durante al menos 2 horas. Cuando esté bien frío ya se puede sacar del frigorífico y se puede hacer la nata montada. Con el frío del bol se mantendrá la nata siempre arriba.

Patatas

  1. Si vas a cocer patatas y no quieres que se rompan utiliza este sencillo truco.  Para que la patata quede más compacta y no se rompa, añade unas gotitas de vinagre al agua de cocción, el ácido ayuda a que no se rompa.
  2. Las ensaladas de patatas quedan mejor si las sazonamos cuando la patata está caliente y con vino blanco en vez de con vinagre o limón.
  3. Si las hacemos fritas, conviene lavarlas  después de peladas para quitarles el almidón que sueltan al pelarlas y así evitamos que se nos peguen en la sartén unas a otras.

Pescado

  1. El pescado se conserva mucho mejor en el frigo si lo envolvemos en un trapo húmedo.
  2. El pescado es mejor limpiarlo con un trapo húmedo y luego secarlo con otro trapo seco que poniéndolo al chorro de agua para luego secarlo.
  3. No es aconsejable dar cortes al pescado para asarlo, perderá jugos y por lo tanto nos quedará más seco.
  4. Para cocer pescado, si la pieza es grande la echaremos en el agua cuando esta esté fría, si está troceada o fileteada, la echaremos al agua caliente.

Pimientos

  1. Para quitar las semilla de los pimientos se aprieta el rabo hacia dentro con el pulgar, se tira para sacar enteras. 

Plátanos:

  1. Evitar que los plátanos maduren demasiado: envuélvelos en papel de periódico y ponlos en la parte baja de la nevera.

Queso:

  1. Cómo evitar el moho en el queso: En un recipiente de plástico ante de guardar el queso ponemos un papel de cocina y varias rebanadas de pan de molde alrededor del queso. Así se consigue que el moho que le sale al queso sea absorbido por el papel y el pan

Rallador

  1. Que hacer para limpiar bien un rallador. Hay veces que es difícil limpiar los ralladores por que los restos de verduras se quedan por dentro, pero una buena manera de limpiarlos es frotarlos bien con pan duro y luego echar agua caliente por encima para enjuagarlos

Sal

  1. Para que la sal no se quede atascada en el salero debido a la humedad, se mezcla con unos granos de arroz.

Sandía

  1. Para saber si una sandía está en su punto de madurez, juntamos el dedo corazón con el pulgar y lo soltamos sobre la sandía con un golpe seco. Si suena agudo, no está madura. Si suena grave, lo estará.

Tomates

  1. Si los quieres pelar con facilidad, los escaldamos durante medio minuto en agua hirviendo.
  2. Los tomates en ensalada no deben aliñarse con vinagre o limón pues éstos realzan la acidez propia del tomate. Lo ideal es un chorrito de aceite de oliva y sal.

Verduras

  1. Para que las verduras conserven su color, una vez cocidas, se las introduce en agua con hielo.
  2. No es conveniente cocerlas con sal pues perderán su agua y quedarán más duras. Es preferible sazonarlas después.
  3. Para que no pierdan parte de sus nutrientes y vitaminas, es mejor cortarlas en el momento que vayamos a cocinarlas.

Zanahorias

  1. Zanahorias frescas: para que se conserven más tiempo en la nevera, coloca en el fondo del cajón varias servilletas de papel. Éste absorberá el exceso de humedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: